CONTÁCTANOS

    Flujo de caja: cómo conocer tu futuro nivel de liquidez

    FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail

    La liquidez es un componente muy importante en todas las empresas y el flujo de caja, como indicador de liquidez que es, una parte integral de la vida de toda empresa. La previsión de tesorería se ocupa de su estudio: es el proceso que estima la posición financiera futura de una empresa y garantiza que esta disponga de los fondos necesarios para cumplir con sus obligaciones futuras y gestionar mejor el capital circulante. ¿Por qué es importante la previsión de tesorería para tu empresa? Para las empresas es una medida de prudencia elaborar previsiones de tesorería para conocer mejor las cifras que ayudarán a tomar las decisiones financieras del negocio. Con las previsiones de tesorería las empresas pueden estimar la cantidad de dinero que entra y sale durante un periodo determinado. Esto ayuda a tu empresa a planificar y prepararse para posibles escenarios futuros, a la vez que proporciona una imagen clara de la situación financiera.

    Flujo de caja: cómo se desglosa la previsión

    Una previsión de tesorería típica se divide en tres partes esenciales:

    • Saldo de caja inicial: por lo general, es el importe total que una empresa espera tener al principio de cada mes;
    • Entradas de efectivo: son las fuentes de efectivo que una empresa tiene cada mes, incluyendo las ventas en efectivo;
    • Salidas de efectivo: son los gastos que la empresa tendrá que asumir durante el periodo, por ejemplo, salarios, alquileres y pago de servicios.

    Además, hay que tener en cuenta cuán lejana es la predicción en el futuro. Se suele mantener un equilibrio entre la disponibilidad de información y la duración de la previsión: cuanto más lejana sea la previsión, menos detallada o acertada será.

    Por lo tanto, las previsiones pueden ser:

    • A corto plazo: de dos a cuatro semanas. Contienen un desglose diario de los pagos y los ingresos en efectivo.
    • A medio plazo: de dos a seis meses y son muy útiles para la reducción de intereses y deuda y la gestión del riesgo de liquidez. 
    • A largo plazo: se consideran de 6 a 12 meses y suelen ser el punto de partida de los procesos presupuestarios anuales. 
    • Período mixto: utilizan una combinación de los tres periodos mencionados anteriormente y se suelen utilizar para la gestión del riesgo de liquidez. 

    Flujo de caja: los beneficios de la previsión

    El flujo de caja es un poderoso KPI empresarial y un componente clave de la planificación y gestión financiera. Aprender a equilibrar las ventajas y los inconvenientes de la previsión de tesorería puede ayudar a las empresas a tomar decisiones sopesando bien todas las opciones.

    La previsión de tesorería puede ofrecer muchas ventajas a tu empresa. Estas son las principales:

    • Anticiparse a los posibles problemas

    La previsión de tesorería da a las empresas el tiempo suficiente para cambiar de rumbo y evitar problemas como la escasez y los excedentes.

    • Anticipación y planificación de los déficits de liquidez

    La previsión de tesorería permite identificar los déficits de tesorería antes de que afecten a la empresa, así la dirección de la empresa puede organizar una financiación alternativa o mitigar el problema reduciendo los costes de explotación.

    • Reducir el endeudamiento y la dependencia de los préstamos

    Con un conocimiento sólido de la situación de la tesorería de la empresa, la dirección puede confirmar que dispone de fondos suficientes para cubrir los gastos sin depender de la deuda o los préstamos.

    Por qué las empresas confían en los sistemas de previsión de tesorería con IA

    La previsión de tesorería implica mucho más que la simple comprensión de cuánto dinero hay en la cuenta bancaria de la empresa. El cálculo de los flujos de caja requiere una gran cantidad de información, lo que incluye el análisis objetivo y subjetivo del estado de los flujos de caja. Por eso, cada vez más empresas confían en sistemas de inteligencia artificial para la previsión de tesorería, sistemas con los que realizar evaluaciones fáciles y rápidas.

    Un sistema ideal de previsión de tesorería debe tener la capacidad de evaluar las necesidades futuras a corto plazo. Además, debe poder analizar automáticamente las mejores opciones financieras para mantener altos niveles de fondos a corto plazo.

    Un sistema totalmente automatizado recoge los datos y los coloca de forma sencilla y manejable para que los evalúen los ejecutivos, lo que beneficia al sector financiero al hacer más accesible la previsión de tesorería.