CONTÁCTENOS

    La toma de decisiones es fácil con el aprendizaje automático y la inteligencia artificial

    FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail

    Imagine que tiene que definir el presupuesto de su empresa y decidir cómo invertirlo para aumentar su negocio. O tener que invertir tiempo, recursos y dinero en una nueva estrategia de marketing o ventas. Tanto si usted es un director gerente, un director de marketing o un director de ventas, el objetivo siempre será el mismo: tomar decisiones para que su empresa optimice los procesos y aumente los beneficios.

    Para ello, hay que analizar una gran cantidad de datos y hacer previsiones sobre la evolución del volumen de negocio que no todo el mundo puede abordar de forma independiente. Con la digitalización de las pequeñas y medianas empresas, la inteligencia artificial y el aprendizaje automático se ponen al servicio de las empresas para ofrecer un apoyo concreto a todos los sectores empresariales con los Agentes Virtuales.

    No se trata en absoluto de chatbots, como los que utilizan los servicios de atención al cliente para gestionar tickets y pedidos, sino de programas informáticos basados en la inteligencia artificial que prácticamente se convierten en «colegas» virtuales. Estos paquetes de software acompañan y ayudan en su trabajo diario al director gerente, al director financiero, a los directores de marketing o de ventas, y hasta los directores de producción y de compras.

    Los agentes virtuales son aplicaciones de inteligencia artificial que pueden entender las necesidades de su negocio: Analizando los datos sobre el estado actual de su empresa y comparándolos con los datos del pasado, hacen previsiones sobre el rendimiento de su empresa y le indican los posibles resultados de sus decisiones estratégicas. Basándose en las previsiones de un agente virtual, su empresa dispondrá de toda la información necesaria para tomar decisiones que aumenten el volumen de negocio.

    Qué es un agente virtual y qué puede hacer por su empresa

    Para entender cómo la inteligencia artificial puede ayudar a su empresa a aumentar el volumen de negocio, debe comprender mejor qué es un agente virtual . Vamos a empezar diciendo que es una aplicación de inteligencia artificial, es decir, un algoritmo que no solo sabe entender lo que le dicen los humanos, sino también dar respuestas «casi» humanas.
    Un agente virtual no da respuestas predeterminadas como un chatbot convencional: es un verdadero software que podemos definir como un «colega-bot», que le entiende e interactúa con usted y con su equipo. El agente recibe la información, la procesa mediante algoritmos de procesamiento del lenguaje natural (NLP) y comprensión del lenguaje natural (NLU), cada vez más sofisticados, y da respuestas. Al entrenar a un agente virtual con una gran cantidad de datos mediante técnicas de aprendizaje automático, se volverá cada vez más hábil para analizar el contexto del mercado y hacer predicciones de las tendencias futuras que sean sumamente realistas.
    Aunque sea más eficiente y rápido, un agente virtual nunca podrá sustituir a su homólogo humano, pero con sus capacidades ofrecerá conocimientos para tomar decisiones informadas, ahorrando tiempo y recursos, y por tanto dinero.

    Un agente virtual director general para ayudarle a tomar decisiones

    Pensemos en lo que hace el director general de una empresa y en cómo tiene que gestionarla. Desde luego, no se trata de poco trabajo, sino todo lo contrario: Como director general debe saber siempre cuál es el estado actual de su empresa, definir los KPI para poder evaluar el rendimiento de su negocio y, en conjunto, comprender si las estrategias que ha definido y el presupuesto que ha asignado a cada sector le permiten alcanzar los resultados que desea.
    ¿Qué pasaría si le ayudara un agente virtual director gerente? La ingrata tarea de analizar los datos recaería en el colega «artificial», que no solo sabe supervisar su negocio, sino que puede crear fácilmente escenarios de inversión presupuestaria simulados. En cuestión de minutos, en lugar de horas o semanas, sabrá si la estrategia que ha pensado para su empresa puede llegar a funcionar y ayudarle a crecer, o si el presupuesto que se ha invertido en ella se perderá irremediablemente. Con esta información predictiva, el director general de cualquier empresa podrá evitar inversiones erróneas y actuar mejor en el proceso de toma de decisiones.
    Por otro lado, el poder de un agente virtual radica precisamente en su capacidad de dar asistencia y ofrecer siempre el mejor análisis predictivo, mientras que al director general «humano» no le queda más que tomar las mejores decisiones para su empresa.