CONTÁCTENOS

    Previsiones de mercado: cómo seguir las tendencias de su negocio y aprovechar las oportunidades

    FacebookTwitterLinkedInWhatsAppEmail

    Aumentar los beneficios de su empresa no solo requiere una buena campaña de marketing que le ayude a darse a conocer, sino sobre todo una estrategia de ventas que tenga en cuenta las tendencias del mercado. Para sacar el máximo partido a su departamento de ventas, debe apoyarse en las previsiones de mercado que tienen en cuenta las tendencias de su negocio, la evolución de la bolsa, la posible demanda y le ayudan a calcular el precio adecuado al que vender sus productos.

    La primera inversión que debe hacer su empresa es en inteligencia artificial: invertir en programas informáticos como el agente virtual significa poner la potencia informática de estas tecnologías a su servicio para disponer de previsiones de mercado fiables y precisas en las que basar la optimización de su departamento de ventas. 

    Los datos demuestran que esta es la opción correcta: el mercado de la inteligencia artificial crece de forma constante, según datos del Observatorio Politécnico de Milán, en 2021 registró un +27%, el doble que en 2019. Las grandes empresas ya se han dado cuenta de las oportunidades que ofrece la IA, mientras que las pymes están entrando ahora en el mercado, pero cada vez entienden mejor cómo utilizarla para optimizar los procesos empresariales, reducir los costes de explotación y aumentar los beneficios.

    Para qué sirve una previsión de mercado y qué oportunidades ofrece

    Las previsiones de mercado son indispensables para cualquier empresa que quiera estimar cuál será el volumen de ventas de sus productos a lo largo del tiempo. Producir menos del volumen de ventas, o más con productos que se quedan sin vender, es incurrir en pérdidas para una empresa. 

    Por ejemplo, si tiene un exceso de producción, el presupuesto que ha invertido no producirá los ingresos previstos debido a las mercancías que no se han vendido. Por el contrario, tener menos productos de los que se venden crea problemas en varios frentes: perjudica la imagen de marca, que no satisface la demanda, y aumenta los costes de producción, con el riesgo de no obtener los beneficios deseados.

    Es sumamente importante perfilar la estrategia de ventas en función de previsiones fiables y lo más precisas posible, y la mejor manera es utilizar métodos cuantitativos, que requieren el tratamiento de una gran cantidad de datos para obtener estadísticas coherentes y modelos de ventas lo más realistas posible. Al confiar la tarea a los agentes virtuales, los responsables de ventas podrán contar con previsiones de mercado eficaces y exactas que les ayudarán a tomar las mejores decisiones comerciales.

    Cómo un director de ventas virtual hace crecer su negocio

    Imagínese que es un director de ventas y quiere desarrollar una estrategia para aumentar el negocio. Habrá que realizar previsiones de ventas que analicen y controlen las tendencias de los mercados objetivo específicos, estimar el volumen de ventas previsto y decidir sobre los cambios de precios o las promociones, en su caso.

    Imagínese ahora que dispone de un director de ventas virtual, es decir, un software de inteligencia artificial que puede hacer previsiones de mercado por usted, procesando una gran cantidad de datos en muy poco tiempo y vigilando constantemente los mercados que le interesan.

    Gracias a este agente virtual, el director de ventas humano podrá obtener un análisis de las tendencias del mercado que tenga en cuenta la demanda prevista de productos basándose asimismo en las noticias, el sentimiento social y las estadísticas de búsqueda en la web. Entonces, los algoritmos permiten elaborar una curva de demanda realmente exacta, basando el volumen de ventas previsto tanto en factores internos de la empresa como en factores externos debidos al entorno.

    Por último, combinando todos los datos anteriores, el agente virtual puede sugerir el precio de venta óptimo para cada canal elegido, para ayudarle a decidir cuándo mantener el precio completo o lanzarse a las promociones, con objeto de maximizar siempre los ingresos y limitar las posibles pérdidas.